El vicepresidente del CV Guaguas analiza la histórica temporada del campeón de la Superliga y de la Copa del Rey, con la mirada puesta en el ilusionante futuro del equipo con la Champions esperando al final del camino en su regreso a la élite del voleibol nacional e internacional por la puerta grande

Miguel Ángel Hernández es uno de los supervivientes de la Junta Directiva del Guaguas de la época dorada, en una nueva etapa de los insulares en la que el relevo generacional está más que asegurado, con la presencia en la nueva directiva de su hija, Laura, como vocal de la misma y de su hijo David haciendo las labores de Delegado y administrativo y que al igual que su progenitor, ponen todo su amor por el voleibol y por el club al servicio del nuevo CV Guaguas.

El segundo de abordo del campeón del doblete desgrana los pormenores de una temporada para la historia en la que lo importante en su opinión es centrarse siempre en el siguiente paso, sin perder de vista nunca lo que les ha llevado hasta aquí, el trabajo, la unión y el contar siempre con el talento necesario para cumplir sus sueños.

Balance de una temporada histórica

«Durante toda la temporada el equipo ha sido capaz de centrarse en el próximo partido, en el próximo punto, es la filosofía que ha inculcado nuestro entrenador Sergio Miguel Camarero desde el principio y es esa filosofía la que nos ha llevado a conquistar el doblete de Liga y Copa, porque siempre el próximo partido que tenía que afrontar el equipo en cada jornada era el más importante para el equipo».

«Hemos obtenido en esta primera temporada mejores resultados de los que esperábamos, porque en un principio esperábamos poder sumar alguno de los títulos en juego o al menos conseguir algún subcampeonato, pero tener en nuestras manos este histórico doblete de Liga y Copa en el primer curso de nuestro regreso, es algo espectacular».

«Como comentó Jorge Almansa en su momento hemos conseguido poner el cum laude a esta primera campaña del equipo en su regreso a la élite».

Un Centro Insular de Deportes que ha recuperado esta temporada su condición de «La Roca»

«Desconozco quien fue el responsable de atribuirle al CID el apodo de La Roca, pero es cierto que este pabellón es una roca dura de batir, en la que cada uno de nuestros jugadores conoce a la perfección cada centímetro de la cancha y eso hace que el equipo en casa sea mucho más fuerte. Con público sería mucho mejor todavía, pero la clave creo que estriba en la mentalidad que Sergio le ha imprimido a cada jugador para que sean sabedores que aquí no se regala absolutamente nada a nadie».

El espíritu del Guaguas de la época dorada que impregna a esta nueva generación

«Sergio Miguel Camarero ha sido capaz de imprimir la garra que él tuvo en su época de jugador a los jugadores, que han sido capaces de asimilar esa competitividad y esa agresividad, que hace que los jugadores no se hayan relajado en ningún momento durante toda la temporada».

El cumplimiento de la promesa realizada en el regreso del equipo a la élite

«Con este doblete hemos cumplido con nuestra promesa a la sociedad canaria que necesitaba un equipo en la élite con opciones de pelear por todos los títulos en juego y lo hemos hecho ganando títulos».

«Detrás de este éxito deportivo ha habido mucho trabajo y mucho talento para poder conseguir todo lo que hemos logrado esta temporada».

«Tanto a nivel deportivo como a nivel logístico, el equipo ha sido siempre uno liderado por nuestro Presidente, Juan Ruiz, que lo es todo para este club».

Una temporada marcada por la organización de grandes eventos en el Centro Insular de Deportes

«La Directiva se ha limitado a poner los ingredientes necesarios para que esta comida sea lo más rica posible. Cada directivo tenía su función y cada función estaba siempre supervisada por el Presidente. Todo era consensuado y ha salido todo a las mil maravillas porque cada directivo ha sido capaz de cumplir con su función».

«Estamos muy contentos del trabajo que se ha realizado en la cancha, pero también del que se ha realizado en los despachos. Desde el primer empleado de este club hasta el último deberíamos de estar muy orgullosos de los éxitos conseguidos tanto en Liga, como en Copa como a nuestra participación en Europa, donde quedamos quintos de la CEV, donde nos faltó algo de fortuna en el tie-break en ese último partido ante el Maaseik».

La complicidad entre Juan Ruiz y su Junta Directiva

«Todos los directivos estamos trabajando para el club sin percibir ningún tipo de remuneración económica porque lo hacemos por amor al voleibol y por amor a Gran Canaria».

«En su momento nos miramos todos a los ojos y decidimos ponernos a trabajar para hacer posible este regreso triunfal y tan esperado del CV Guaguas. Creo que la palabra es creer, porque si tenemos claro que creemos en nosotros todo saldrá adelante».

El regreso de la pasión por el voleibol y por el Guaguas en la calle y en los medios de comunicación

«Cada vez que pienso en el Guaguas y en lo que significó hace 30 años la piel se me pone de gallina porque fueron muchos momentos los que vivimos y ahora el tener la oportunidad de revivir esos momentos de nuevo, hace que sea increíble».

«Este es otro Guaguas, es el Guaguas de ahora, en el que creemos todos ciegamente. El Guaguas de antes es un libro que ya se cerró, que fue muy bonito, pero ahora todos nosotros estamos centrados en este nuevo Guaguas y la próxima temporada nuestras mira está puesta decididamente en la Champions».

«Queremos dar un salto de dos escalones, con los pies en el suelo, pero queremos competir por el título de la Champions».

La temporada de la pandemia por la COVID-19

«Cuando se conoció la existencia de la pandemia nosotros nos acabábamos de poner en marcha, pero en ningún momento se truncó nuestra ilusión, la COVID-19 no nos paró, respetando siempre y en todo momento la normativa sanitaria y nos adaptamos en cada momento a las nuevas situaciones que se iban creando».

«El equipo se adaptó a la nueva forma de viajar o de entrenar en cada momento para cumplir estrictamente con la normativa marcada por las autoridades sanitarias y salimos adelante».

«A principios de temporada tuvimos que solucionar el handicap del brote de COVID-19, lo que nos pasó factura en las dos derrotas ante el Barça y Teruel, porque el equipo no estuvo preparado desde un punto de vista físico y sufrimos las dos únicas derrotas de la temporada. Fue un aprendizaje para que el equipo supiese que no podíamos relajarnos en ningún momento».

«Al ser al principio de la temporada nos ayudó a que cada partido teníamos que estar muy concentrados».

El momento de conocer la existencia de varios positivos en el equipo

«Fue un jarro de agua fría para todos nosotros y para el proyecto, pero lo aceptamos y tuvimos las facilidades por parte de la RFEVB de poder aplazar esos partidos y gracias a eso pudimos ir acoplándonos a la nueva situación, aunque fue duro tener que recuperar todos los partidos aplazados sin casi tiempo entre un partido y otro. En ese sentido tenemos que agradecer la profesionalidad de nuestros jugadores que no bajaron en ningún momento la guardia».

Su mayor motivo de orgullo

«Echando la vista atrás sin duda de lo que me siento más orgulloso es de los chicos, del trabajo diario de los jugadores, independientemente de las circunstancias en cada momento, no dejaron nunca de trabajar, de aprender y de progresar. Han sido en todo momento muy profesionales y para mí es un orgullo, porque el éxito no es solo de una persona, sino de un colectivo que ha demostrado su profesionalidad en todo momento y es un orgullo pertenecer a este equipo».

El CV Guaguas de la próxima temporada

«Estoy soñando y me estoy imaginando a un CV Guaguas compitiendo en Rusia, en Italia, en Bélgica, luchando punto a punto y convencido del equipo que vamos a tener. Los que están, los que se vayan y los que vengan son grandes profesionales. Estamos deseando tener el sorteo para conocer cual es el equipo que nos va a tocar en esa fase previa de la Champions, pero con esa ilusión puesta ya en Europa y poder quitarnos la espinita de la temporada pasada».

La importancia de la afición

«Los aficionados se lo merecen todo. A la llamada que hizo el club con la campaña de socios y abonados, la verdad es que no dudaron en ningún momento, se sacaron su abono y en ningún momento han protestado al no poder disfrutar de los partidos por la situación de pandemia en la que vivimos, sino todo lo contrario».

«A través del streaming de calidad que hemos podido ofrecer a nuestros aficionados han podido vivir desde sus casas las evoluciones del equipo y se merecen todo de cara a la próxima temporada».

«Este equipo va a más y no hay quien lo pare. Debemos de aprovechar esta inercia positiva para consolidarnos en Europa, siendo conscientes de que la liga va a estar cada vez más complicada, aunque tenemos plantilla para afrontar ambos retos».

Una SVM en crecimiento

«Almería, Teruel o Palma se especula que están ya realizando varios movimientos en el mercado para fortalecerse de cara a la próxima temporada. Ellos ven que para volver a ser campeones tienen que fortalecerse, conseguir los mejores jugadores y ya se verá al final el baile de jugadores que pueda darse entre los diferentes equipos».

«Van a llegar jugadores de fuera de la SVM que van a aportar mas calidad al voleibol de nuestra Superliga».

«Somos conscientes de que nos vamos a encontrar en cada cancha a la que vayamos con los equipos rivales especialmente motivados para intentar ganarnos y eso es algo que nos motiva especialmente, esa competitividad en cada partido».