Hablar del Polideportivo Carlos García San Román es hacerlo del hogar del CH Molina Sport, que durante todos estos años de convivencia ha luchado por mejorar unas instalaciones deportivas que son hoy un día un ejemplo a seguir por el resto de los equipos de la Liga Élite; si bien el tortuoso camino hasta llegar a la actualidad no ha sido un camino de rosas precisamente, siendo su presidente, Alejandro Molina, con su tesón y su perseverancia, el principal responsable del estado actual del recinto de propiedad municipal

La evolución del Polideportivo Carlos García San Román ha sido espectacular desde la llegada del CH Molina Sport, que se encontró en 1996 unas instalaciones en un calamitoso estado de conservación que obligó a Alejandro Molina a acudir a la Concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, con el apoyo de la Federación Canaria de Patinaje, para reclamar unas obras de mejora que permitiesen la práctica tanto del hockey tradicional, del hockey línea y del Patinaje Artístico en aquella época en la pista exterior y posteriormente en la cancha interior.

El calamitoso estado del Polideportivo Carlos García San Román en 1985

Corría el año 1985 cuando la Federación Canaria de Patinaje se vio en la necesidad de acudir al Cabildo de Gran Canaria para solicitar una subvención destinada a la fabricación de la pista exterior con la finalidad de poder practicar en ella tanto el patinaje como el hockey tradicional y hockey línea.

Además se procedió a la construcción de 4 vestuarios dentro del pabellón adaptados a la modalidad de patinaje.

De esta manera se logró rehabilitar unas instalaciones que se encontraban en un estado calamitoso, logrando darles una utilidad que hasta aquel momento no la tenían.

Problemas con la superficie elegida inicialmente para la pista de juego de la cancha interior (1998)

En enero de 1999 se decidió por parte del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria sustituir la superficie de la pista interior de juego utilizando un material sintético que impedía la práctica de toda modalidad de patinaje, además de otros deportes, lo que obligó al propio CH Molina Sport y a la Federación Canaria de Patinaje a solicitar su sustitución por una superficie que si cumpliera con los requisitos para ser utilizada no solo por los clubes de patinaje sino del mayor número de disciplinas deportivas posibles, no limitando su uso por la elección de un material que no permitiese optimizar sus instalaciones deportivas al máximo.

Ante las reticencias iniciales por parte del propio Ayuntamiento, la Real Federación Española de Patinaje, tomó cartas en el asunto dejando claros los motivos por los cuales la superficie sintética no era admisible para la práctica del hockey línea, debiendo ser sustituida la pista del Polideportivo Carlos García San Román por parqué o terrazo, tal y como habían cumplido los demás equipos integrantes de la Liga de División de Honor de Hockey Línea.

La Provincia y el Canarias 7, además de las principales radios de la isla ayudaron con su apoyo a la solicitud del CH Molina Sport, exponiendo a la luz pública el problema que amenazaba con la desaparición del hockey línea en nuestra isla; logrando entre todos hacer recapacitar a la concejalía de Deportes, que optaba por remodelar nuevamente la pista cubierta del Polideportivo Carlos García San Román con parqué, con lo que se aseguraba el buen deslizamiento de las ruedas de los patinadores, al tiempo que seguía siendo útil para el desarrollo de múltiples disciplinas deportivas como puedan ser el balonmano, voleibol, fútbol sala, hockey tradicional, patinaje, baloncesto, …

Sin embargo poco tiempo después la instalación sufriría una inundación por un problema en las tuberías que cruzaban por debajo de la pista y que deterioraron en gran medida el parque recién instalado en la misma, un deterioro que se fue agravando con el paso de los años, a pesar de las quejas repetidas del CH Molina Sport, que reclamaba una solución para poder devolver a la pista unas condiciones óptimas para la práctica del deporte.

Nueva remodelación en 2014

A pesar de las labores de mantenimiento de la instalación, el uso de las mismas por varios clubes deportivos conllevaron el deterioro lógico de las mismas, tras 10 años desde la última reforma, lo que había degenerado en una situación de abandono que comenzaba a repercutir negativamente a la hora de poder disputarse los encuentros de carácter oficial en la máxima categoría de CH Molina Sport.

El dantesco estado de las mismas afectaba no solo a los equipos a la hora de disputar sus encuentros, sino también a los propios aficionados de los mismos a la hora de desplazarse hasta el Polideportivo Carlos García San Román para animar a sus equipos.

El CH Molina Sport presentó un informe detallado de las necesidades de la cancha para preservar la seguridad de los deportistas y de los aficionados:

– Lamentable estado del parquet en la cancha interior, debido a la inundación de la pista años atrás
– Ausencia de protección en el perímetro de la pista de juego para el público en los partidos de hockey línea, lo que era extremadamente peligroso ante el riesgo de que un puk pudiese dañar accidentalmente a algún aficionado, incumpliendo además toda la normativa de seguridad de la Liga Élite.
– Insuficiencia de la luz artificial para iluminar adecuadamente los partidos en el interior de la pista.
– Escasa distancia entre la pista y el público
– Deterioro del vallado de la pista exterior, por corrosión, con el consiguiente riesgo para la integridad física de los asistentes
– Falta de gradas en la pista exterior para que los aficionados puedan sentarse durante los partidos
– Piso muy resbaladizo por el polvo en la pista exterior, debido a la falta de limpieza con máquina industrial 2 o 3 veces a la semana
– La ausencia de un techo en la pista exterior que hacía que no estuviese protegida de las inclemencias del tiempo, quedando impracticable en muchas ocasiones a lo largo del año por tales circunstancias.

La RFEP a su vez reclamaba en aquel momento la necesidad de acometer diversas modificaciones en la pista de juego para poder cumplir con su Reglamento de Competición:

– Falta de la capacidad suficiente de la Mesa de Anotadores para el desarrollo del correcto trabajo por parte de los Anotadores y del Personal Federativo en la instalación
– Problemas de seguridad en el vallado de la pista que pueden provocar la no celebración de un partido por la falta de medidas de seguridad.
– Defectos en la superficie de juego, con el riesgo evidente de poder sufrir desprendimientos de astillas del parquet por las altas velocidades que pueden alcanzar los patines en el desarrollo del juego y que pueden dañar a los jugadores de ambos equipos.

La perseverancia del CH Molina Sport liderado por su presidente, Alejandro Molina, hizo que una vez más se acometieran las obras de acondicionamiento en ambas pistas del Polideportivo Carlos García San Román con el apoyo inestimable del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria convirtiendo al recinto en un modelo a seguir por el resto de equipos de la Liga Élite, siendo la única pista de la capital grancanaria homologada para la disputa de los encuentros de la máxima categoría de hockey línea.

Anfitriones de la XVIII Copa del Rey y el proyecto de una nueva pista cubierta para el próximo 2021

El crecimiento del CH Molina Sport en los últimos años, ha convertido a los grancanarios en uno de los clubes referencia de la Liga Élite, tal y como demuestra la consecución histórica de su doblete de Liga y Copa o el liderato de los grancanarios este curso en el Grupo 1 de la nueva Liga Élite, que les ha convertido por mérito propio en cabezas de serie de la XVIII edición de la Copa del Rey, que se disputará por segunda vez en su historia en el Polideportivo Carlos García San Román.

En este sentido, el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, con su Alcalde, Augusto Hidalgo y el concejal de Deportes, Aridany Romero a la cabeza, han querido romper una lanza en favor del hockey línea, acometiendo una nueva y ambiciosa reforma de la pista exterior, que otorgará al CH Molina Sport de una nueva pista homologada de hockey línea, que estará cubierta con una moderna cúpula que permitirá potenciar la cantera del equipo canario de referencia en la máxima categoría del hockey línea nacional.

El IMD de Las Palmas de Gran Canaria proyectaba el pasado 2 de septiembre el proyecto de la cubierta de la pista exterior del polideportivo Carlos García San Román, que supondrá una ejecución de 470.875,12 €, que dará un aspecto moderno a la nueva pista de hockey línea oficial y que podrá servir además para la práctica de las restantes modalidades de patinaje, en un paso más en esa estrecha vinculación a lo largo de los años entre en recinto deportivo y el CH Molina Sport.