El conjunto amarillo logró una victoria importantísima ante Caja Rural CPLV que les deja como líderes en solitario de la Liga Élite (6-3). Tras un buen arranque, los vallisoletanos remontaron el encuentro, pero el Molina siempre vuelve y le dio la vuelta a la situación cuajando otra gran actuación coral

Ponga el adjetivo que quiera, pero este Club Molina Sport está hecho de otra pasta. Los amarillos volvieron a ganar otro partido decisivo y lo hicieron para, con la derrota de Espanya mediante, aferrarse todavía más al liderato. Un buen inicio amarillo fue contestado por el Caja Rural CPLV, aunque el conjunto grancanario no se quedó atrás para dominar el encuentro y sumar otro triunfo que vale mucho.

Gran arranque de un Molina que salió con todo

Con posesiones largas y dominio del puk arrancó el choque para un Molina un poco más metido. De hecho es que no hubo tiempo para demasiado porque enseguida Chuck Baldwin perforaría la meta de un CPLV que no estaba, por el momento en partido. Los vallisoletanos se encontraron de frente con un gol en contra y les tocó remar contracorriente de forma tempranera para su sorpresa.

Caja Rural CPLV tuvo que reaccionar y lo hizo tratando de darle continuidad a su posesión. Pese a ello, el Molina aprovechó bien los espacios para atacar a la contra y seguir probando así la fiabilidad bajo los palos de Tordera. Con mucha velocidad y criterio, el cuadro grancanario contratacaba para abrir más brecha en el marcador, pero esta vez la efectividad sería escasa para lograrlo.

Poco a poco, CPLV tuvo sus ocasiones. En los primeros minutos apenas había inquietado a Schejbal, pero tras entrar en partido sí que fueron capaces de acercarse más a la meta insular. No obstante. seguía siendo el cuadro dirigido por Andreu Tomàs el que llevaba las riendas. La mejoría de los visitantes, aun así, dejó ver la igualdad existente entre dos equipos que aspiran al título final.

Ida, vuelta e intercambio de golpes

Con ese guion un disparo fortísimo de Esgueva empató el encuentro para un CPLV que veía sus esfuerzos recompensados. Además, un remate al palo al poco de empatar volvió a avisar a un Molina al que le tocaba buscar un cambio. El encuentro estaba muy parejo, cualquier detalle podía marcar la diferencia estando todo tan apretado. Era necesario estar acertados.

Un rebote que le cayó a Marcos Pérez adelantó a los castellano-leoneses y obligó a Tomàs a pedir un tiempo muerto a poco de llegar el descanso. Fue un golpe duro, pero un golazo de Josep Tomàs al palo corto devolvió las tablas al marcador rápidamente y apenas hubo tiempo para dirigir la remontada de CPLV. Y así apareció el descanso, para dar tregua a una intensa batalla.

Chuck Baldwin, en un visto y no visto con postre de CPLV

Otro gol express de la mano de Baldwin abrió una segunda parte igual de intensa que la primera. El Molina, al igual que en el arranque, comenzó mejor, pero en esta ocasión la presión de CPLV era más asfixiante y no dejaba a los grancanario estar tan cómodos. Aun así, en un ataque por el costado diestro manejado por Tenemyr le dio a Baldwin la oportunidad de volver a batir a Tordera y así ampliar más la ventaja.

El Molina había golpeado doble en apenas 6 minutos de segunda mitad merced al buen tono del americano respecto a la portería. Navegando con el viento más a favor, a los amarillos les tocaba mantener la calma y manejar bien la ventaja, sabiendo que todavía quedaba un mundo para acabar. No había nada decidido.

En una contra vallisoletana Dani Gutiérrez acercó posturas y alertó a los locales de la importancia de tener la cabeza fría pese a estar por delante en el marcador.

Golazo de Andreu Tomàs para aplicarse atrás

Pero la jugada del partido iba a ser del entrenador, del entrenador-jugador. Andreu Tomàs consiguió zafarse de varios defensas en campo propio para plantarse solo ante Tordera y ampliar de nuevo distancias en el marcador. Un golazo que levantó al banquillo y el ánimo de un Molina que se veía mejor, con mejores sensaciones.

Apretó de nuevo Caja Rural CPLV con todo lo que tenía y aprovechándose de una inferioridad numérica de los locales. Un disparo al palo y varios acercamientos con peligro obligaron a los grancanarios enfatizar en la parcela defensiva.

Ahora le tocó a Schejbal también estar intratable en su meta y paró todo lo que le llegaba cerca. Mientras tanto, el Molina seguía buscando a la contra un gol que diese la tranquilidad necesaria para afrontar el tramo final del encuentro

CPLV va con todo y Josep Tomàs remata

El final del choque sería tenso con el CPLV buscando acercarse y con el Molina defendiéndose con todo para matar el partido a la contra. Schejbal continuó parando y desquiciando a los de Valladolid, que ya no sabían cómo dispararle. Faltaba un último empujón para los grancanarios y necesitaban toda la concentración posible porque el reloj corría claramente a su favor.

CPLV fue con todo, quitó a su guardameta y encerró al Molina casi en su propia área. Era un todo o nada, pero la estrategia no saldría bien y Andreu Tomàs finiquitó el choque con un gol a puerta vacía que sería el último. Los isleños fueron mejores, lo demostraron y lograron una de esas victorias que, a la larga, puede ser muy importante en la pelea de los amarillos por ser primeros de la regular.

La derrota de Espanya deja al Molina en una buena posición para acabar primeros, pero no deben confiarse. Eso sí, jugando como hoy, pondrán pelear ante quien sea.

Ficha técnica del partido

Encuentro correspondiente a la 5ª jornada del Grupo A de la Segunda fase de la Liga Élite, celebrado en el Polideportivo García San Román de Gran Canaria.

Árbitros: Alejandro Oliva Martínez y Alejandro García Baños.

Goles: 1-0, Chuck Baldwin. 1-1, Andrés Esgueva. 1-2, ´Marcos Pérez. 2-2, Josep Tomàs. 3-2, Chuck Baldwin. 4-2, Chuck Baldwin. 4-3, Dani Gutiérrez. 5-3. Andreu Tomàs. 6-3, Josep Tomàs.

CH MOLINA SPORT (6): Adam Schejbal (P) y David González (PS); Gio Rodríguez, Pablo Perera, Pawel Zasadny (1 asistencia), Carlos Azofra, Pol Jansa, Jacob Tenemyr (1 asistencia), Chuck Baldwin (3 goles), Andreu Tomàs (1 gol y 2 asistencias), Josep Tomàs (2 goles), Iván de las Heras (1 asistencia) y Fabian Mörschler.

CAJA RURAL CPLV (3): Javier Tordera (P) y Rodrigo Fernández (PS); Andrés Esgueva (1 gol), Andrés Baños (1 asistencia), Daniel Díez, Pablo Tribiño, Carlos Cabrera, Adel Saber, Marcos Pérez (1 gol), Miguel de Saja, Daniel Gutiérrez (1 gol), Eloy Valls, Mario Díez (1 asistencia) y Olmo Ercilla.