El IMD pone en marcha el nuevo reglamento de uso de instalaciones deportivas que garantiza la igualdad y el respeto a la comunidad LGTBIQ

El IMD pone en marcha el nuevo reglamento de uso de instalaciones deportivas que garantiza la igualdad y el respeto a la comunidad LGTBIQ

  • El nuevo reglamento contempla varios puntos del protocolo rubricado el pasado mes de enero con el colectivo Gamá promoviendo las instalaciones municipales como espacios sin discriminación y afines a la diversidad sexual de género
  • El documento también tipifica nuevas modalidades de abonos especiales, en los que se incluyen colectivos como fuerzas de seguridad y desempleados

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, a través del Instituto Municipal de Deportes (IMD), informa de la entrada en vigor del nuevo reglamento de uso de instalaciones deportivas que regulará por primera vez el propio organismo municipal y que garantiza, como novedad, la igualdad y el respeto a la comunidad LGTBIQ.

El concejal de Deportes, Aridany Romero, destacó que el nuevo documento, que fue aprobado en el Pleno municipal, «busca la correcta relación entre los usuarios de los equipamientos deportivos y de estos con la entidad gestora de la instalación, así como la óptima utilización de los diferentes espacios y elementos, garantizando la igualdad plena en el cumplimiento de las normas y con un procedimiento de actuación equitativo y proporcionado».

En su contenido, que consta de 8 títulos, 4 capítulos y 73 artículos, se incluyen aspectos como el uso de un «lenguaje no discriminatorio por razón de sexo» o la prohibición de actuaciones y comportamientos de carácter sexista, xenófobo y racista».

En este sentido, el reglamento incluye un artículo especial -nº 57- que tipifica cuestiones sobre la «Orientación e identidad de género», en el cual el IMD o cualquier entidad que preste sus servicios en las instalaciones deportivas municipales «garantizará el cumplimiento efectivo del principio de igualdad y no discriminación, ejerciendo cuantas acciones sean necesarias para eliminar las situaciones» de esta índole que se produzcan «por razón de orientación e identidad sexual o pertenencia a grupo familiar LGTBIQ, incluidas las denuncias a las fuerzas y cuerpos de seguridad si fuese necesario, o ante el órgano municipal competente».

Al mismo tiempo se reconocerán los derechos de «todas las personas usuarias que se identifiquen y expresen de manera diferente al sexo que le asignaron al nacer, así como de quienes definen su sexo como ‘otro’ o describen su identidad en sus propias palabras, en salvaguarda de su personalidad y autodefinición con respecto a su cuerpo, identidad, orientación sexual o expresión de género, debiendo ser interpretados en el sentido más favorable a su plena efectividad».

De esta forma, el reglamento «garantizará el acceso a las dependencias que correspondan de acuerdo con su identidad de género, en los casos de que no se disponga de aseos o vestuarios unisex. Además, se permitirá usar la vestimenta deportiva con la que se sienta identificada. 

Asimismo, se evitará cualquier acción o restricción de acceso a los espacios compartidos y se adecuará la documentación administrativa del centro deportivo en aquellas situaciones en las que se estime conveniente, considerando el sexo con el que se siente identificada, pese a que los documentos oficiales, por imperativo legal, deban mantenerse con los datos iniciales hasta su mayoría de edad (listas, carné de usuario, etc).  

Romero recalcó «el compromiso del Consistorio por velar por la igualdad y la diversidad. Está en el ADN de este gobierno garantizar los derechos del colectivo LGTBI para que se sienta respaldado y apoyado. Por ello trabajaremos para prevenir y detectar posibles actitudes de acoso y discriminación en el conjunto de la comunidad deportiva», agregó.

Desde el IMD «promoveremos que los centros deportivos sean un entorno seguro y libre de actitudes LGTBIfóbicas, respetando su pluralidad y en concreto la identidad de las personas trans en las instalaciones, reconociendo el derecho a la identidad de género en cada centro», explicó el edil capitalino.

Abonos especiales para fuerzas de seguridad y desempleados

El reglamento también incluye una amplia tipología de abonos para el uso de ciertas instalaciones y actividades por parte de la ciudadanía: abono familiar, abono joven, adulto, 3ª Edad/pensionista, Persona discapacitada, así como una serie de documentos especiales en los que se incluyen colectivos como los Cuerpos y fuerzas de seguridad (Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Canaria, Policía Local, Protección Civil y SEIS), universitarios y personas desempleadas, entre otros.

Estos abonos se tipificarán también en función del horario de uso de la instalación deportiva, incluyendo abonos normales, restringidos y de fin de semana, además de los abonos por periodo de pago (mensual, trimestral y anual).

 

 

 

La entrada El IMD pone en marcha el nuevo reglamento de uso de instalaciones deportivas que garantiza la igualdad y el respeto a la comunidad LGTBIQ se publicó primero en Instituto Municipal de Deportes Las Palmas de Gran Canaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies