El conjunto grancanario realizó un buen papel en la Fase Sector pese a no conseguir el premio del ascenso a Liga Plata. Los amarillos demostraron su buen nivel y aprovecharán esta experiencia para volverlo a intentar la próxima temporada

No pudo ser. El CH Molina Sport no logró el ascenso a Liga Plata este pasado fin de semana en la Fase de Ascenso disputada en Madrid. Sin embargo, el cuadro amarillo terminó su participación con buenas sensaciones dado que mostraron estar al nivel que requería este reto, finalizando como cuartos de su Sector.

En lo que se refiere al propio torneo, la escuadra grancanaria empató dos encuentros, uno ante el Colegio Castilla (3-3) y otro ante el CPLM (3-3) durante su primer día de competición. Ambos partidos se decidieron en los penaltis al finalizar con empate en el marcador y ahí el Molina no fue capaz de lograr el bonus de puntos al no ganar ninguna de las dos tandas disputadas.

No obstante, los jugadores de Alejandro Molina lograron doblegar al Renos Ciudad Patina para cerrar su participación en esta Fase de Ascenso con la victoria que parecía resistírseles (3-2). De ese modo, se resarcieron de los dos primeros choques donde sólo una pizca de suerte les separó de sumar varios puntos extra.

En Canarias hay pocos equipos para hacer una liga competitiva y eso complica saber el nivel real que tiene el equipo a la hora de ir a estas Fases de Ascenso. Aun así, se cumplieron las expectativas y la expedición insular regresó a la isla con buen sabor de boca, sabiendo que la experiencia de este año les servirá para volver a intentar el próximo curso el asalto a la Liga Plata. Por todo ello, el balance del fin de semana es satisfactorio para un Molina que contó con 4 jugadores de la categoría juvenil y que demostró no estar nada lejos de sus rivales.